Conéctate con nosotros
https://puentedenoticias.com/wp-content/uploads/2022/05/leader.jpg

En el Sillón...

“VALGO”: el poema está lleno de sabiduría

Publicado

el

En el Sillón…  Te invitamos a que leas VALGO, una reflexión profunda sobre la experiencia humana y el aprendizaje que se deriva de las dificultades y los momentos de introspección. Desde una perspectiva filosófica, este discurso aborda temas fundamentales como la naturaleza del sufrimiento, el significado del amor y la amistad, la búsqueda de la felicidad y la relación entre el individuo y el mundo que lo rodea.

«VALGO»

De tanto perder aprendí a ganar; de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo.
Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré.
Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo mismo.
Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía.
Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a que me pidieran ayuda.
Traté siempre que todo fuese perfecto y comprendí que realmente todo es tan imperfecto como debe ser (incluyéndome).
Hago sólo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran.
Vi tantos perros correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido.
Aprendí que en esta vida nada es seguro, sólo la muerte … por eso disfruto el momento y lo que tengo.
Aprendí que nadie me pertenece, y aprendí que estarán conmigo el tiempo que quieran y deban estar, y quien realmente está interesado en mí me lo hará saber a cada momento y contra lo que sea.
Que la verdadera amistad si existe, pero no es fácil encontrarla.
quien te ama te lo demostrará siempre sin necesidad de que se lo pidas.
Que ser fiel no es una obligación sino un verdadero placer cuando el amor es el dueño de ti.
Eso es vivir… La vida es bella con su ir y venir, con sus sabores y sinsabores…
Aprendí a vivir y disfrutar cada detalle, aprendí de los errores pero no vivo pensando en ellos, pues siempre suelen ser un recuerdo amargo que te impide seguir adelante, pues, hay errores irremediables.
Las heridas fuertes nunca se borran de tu corazón pero siempre hay alguien realmente dispuesto a sanarlas con la ayuda de Dios.
Camina de la mano de Dios, todo mejora siempre.
Y no te esfuerces demasiado que las mejores cosas de la vida suceden cuando menos te las esperas. No las busques, ellas te buscan.
Lo mejor está por venir…

Análisis

En primer lugar, la idea de aprender de la pérdida y el dolor refleja una visión estoica de la vida, donde los obstáculos son vistos como oportunidades para el crecimiento personal. Este enfoque invita a una aceptación serena de las circunstancias adversas y a una actitud resiliente hacia los desafíos.

La noción de conocer el suelo pero mirar al cielo sugiere una dualidad entre la experiencia terrenal y la aspiración espiritual. Este contraste entre lo mundano y lo trascendental es un tema recurrente en la filosofía, que plantea preguntas sobre el propósito de la existencia y la búsqueda de significado.

La referencia a la soledad como un camino hacia el autoconocimiento resuena con la tradición filosófica de la reflexión interior y la búsqueda de la verdad. La idea de aprender a disfrutar de la propia compañía sugiere una valoración de la autonomía y la independencia como elementos esenciales para la realización personal.

El reconocimiento de la imperfección del mundo y de uno mismo está en línea con la filosofía existencialista, que aboga por una aceptación auténtica de la condición humana. Esta aceptación lleva a una apreciación más profunda de la belleza y la complejidad de la vida, incluso en medio de sus desafíos y contradicciones.

La importancia de vivir el momento presente y de aceptar la incertidumbre resuena con las enseñanzas budistas sobre la impermanencia y el desapego. Esta actitud de apertura y receptividad hacia lo que la vida ofrece en cada momento es fundamental para cultivar una sensación de paz interior y plenitud.

Publicidad
Remates Alegre

En el Sillón...

El Poder de la Resiliencia: cómo afrontar los desafíos de la vida

«Recuerda que dentro de ti tienes el poder de superar cualquier obstáculo y escribir tu propia historia»

Publicado

el

En el Sillón… En la montaña rusa de la vida, todos enfrentamos momentos de adversidad y desafío. Desde la pérdida de un ser querido hasta la presión en el trabajo o dificultades en las relaciones, las pruebas pueden parecer abrumadoras. Sin embargo, existe una cualidad psicológica poderosa que nos permite no solo sobrevivir, sino también prosperar en tiempos difíciles: la resiliencia.

La resiliencia se define como la capacidad de adaptarse y recuperarse frente a la adversidad, el estrés o la tragedia. Es el arte de doblarse pero no romperse, de encontrar fortaleza en la vulnerabilidad y de transformar el dolor en crecimiento personal. Aunque algunos pueden nacer con una predisposición a ser más resilientes que otros, esta cualidad también puede cultivarse y fortalecerse a lo largo del tiempo.

Entonces, ¿Cómo podemos cultivar la resiliencia en nuestras propias vidas? Aquí hay algunas estrategias respaldadas por la psicología:

  1. Cultivar una Mentalidad Positiva: La forma en que interpretamos los eventos adversos puede tener un impacto significativo en nuestra capacidad para recuperarnos. Al adoptar una mentalidad optimista y buscar el aprendizaje y el crecimiento en cada situación, podemos desarrollar una mayor resistencia emocional.
  2. Cuidar el Bienestar Emocional: La autocompasión y el autocuidado son fundamentales para construir la resiliencia. Dedicar tiempo a actividades que nos traen alegría y satisfacción, así como practicar la atención plena y la gratitud, puede fortalecer nuestra capacidad para manejar el estrés y la adversidad.
  3. Establecer Conexiones Significativas: El apoyo social es un factor clave en la resiliencia. Cultivar relaciones sólidas y de apoyo con amigos, familiares y comunidades puede proporcionarnos un valioso sistema de apoyo durante tiempos difíciles.
  4. Desarrollar la Flexibilidad Mental: La rigidez mental puede obstaculizar nuestra capacidad para adaptarnos a los desafíos. Practicar la flexibilidad cognitiva, es decir, la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones y puntos de vista, puede ayudarnos a encontrar soluciones creativas a los problemas y superar obstáculos.
  5. Buscar Sentido y Propósito: Encontrar significado en la adversidad puede ayudarnos a superar incluso los momentos más difíciles. Al centrarnos en nuestros valores y objetivos más profundos, podemos encontrar un propósito que nos inspire a seguir adelante incluso en los momentos más oscuros.

En última instancia, la resiliencia no se trata solo de superar la adversidad, sino de crecer y prosperar a partir de ella. Al desarrollar estas habilidades y practicar la autocompasión y la aceptación, podemos transformar los desafíos de la vida en oportunidades de crecimiento personal y emocional. Así que la próxima vez que te encuentres frente a un obstáculo aparentemente insuperable, recuerda que tienes dentro de ti el poder de la resiliencia para superarlo y salir más fuerte del otro lado.

Lecciones de Películas Memorables

La resiliencia, esa cualidad humana tan poderosa que nos permite superar desafíos y salir fortalecidos de las adversidades, es un tema que ha sido explorado y representado de diversas maneras en el cine. A través de historias inspiradoras y personajes memorables, el cine nos ofrece lecciones valiosas sobre cómo cultivar la resiliencia en nuestras propias vidas.

Una película que destaca en este sentido es «En Busca de la Felicidad», protagonizada por Will Smith. La historia sigue a un padre soltero, Chris Gardner, quien lucha contra la falta de vivienda y la pobreza mientras cuida de su hijo. A pesar de enfrentar numerosos obstáculos, incluida la falta de empleo y la pérdida de su hogar, Gardner persevera con determinación y coraje, demostrando que la resiliencia puede conducir a la superación de cualquier circunstancia.

Publicidad
Remates Alegre

Otra película que aborda el tema de la resiliencia es «La Vida es Bella», dirigida por Roberto Benigni. Ambientada durante el Holocausto, la película narra la historia de un padre que utiliza su ingenio y creatividad para proteger a su hijo de los horrores de un campo de concentración. A través del amor y el humor, el personaje principal demuestra cómo el espíritu humano puede prevalecer incluso en los momentos más oscuros.

«127 Horas», dirigida por Danny Boyle y protagonizada por James Franco, es otro ejemplo notable de resiliencia. Basada en hechos reales, la película sigue la increíble historia de supervivencia de Aron Ralston, un alpinista que queda atrapado bajo una roca mientras practica senderismo solo en Utah. A medida que lucha por sobrevivir durante más de cinco días, Ralston encuentra la fuerza interna para tomar decisiones difíciles y mantener la esperanza de ser rescatado.

Destacamos «La sociedad de la nieve»

Este film retrata la increíble lucha por la supervivencia de un grupo de jóvenes uruguayos cuyo avión se estrella en medio de una región montañosa cubierta de nieve.

Desde el momento del accidente, los sobrevivientes se enfrentan a una serie de desafíos desgarradores, incluida la falta de alimentos, el frío extremo y la incertidumbre sobre si serán rescatados. Sin embargo, a pesar de estas condiciones extremas, los jóvenes demuestran una notable resiliencia al enfrentar la adversidad con coraje, ingenio y solidaridad.

Publicidad
Remates Alegre

Uno de los aspectos más destacados de la historia es la forma en que los personajes se unen para enfrentar los desafíos juntos. A medida que pasan los días y las semanas, los vínculos entre los sobrevivientes se fortalecen, y su determinación de sobrevivir se convierte en un testimonio conmovedor de la fuerza del espíritu humano.

Además, la película explora temas profundos como la esperanza, la fe y la importancia de mantener la mente en medio de la desesperación. A través de flashbacks y momentos de reflexión, los personajes luchan por encontrar significado y propósito en medio de la tragedia, lo que les permite mantener la esperanza incluso en los momentos más oscuros.

 

Además de estas películas, hay una amplia gama de películas que exploran el tema de la resiliencia desde diferentes ángulos. «El Indomable Will Hunting» presenta la historia de un joven genio con un pasado problemático que lucha por encontrar su lugar en el mundo, mientras que «Slumdog Millionaire» sigue la vida de un joven que supera la pobreza y la adversidad para convertirse en un concursante exitoso de un programa de televisión.

Publicidad
Remates Alegre

En resumen, el cine ofrece una ventana fascinante a la resiliencia humana, mostrándonos cómo personas reales y ficticias pueden superar desafíos aparentemente insuperables y salir más fuertes del otro lado. Al ver estas películas, podemos encontrar inspiración y motivación para cultivar nuestra propia resiliencia y enfrentar los desafíos de la vida con coraje y determinación.

Así que la próxima vez que te encuentres luchando contra la adversidad, tómate un momento para ver una de estas películas y recuerda que dentro de ti tienes el poder de superar cualquier obstáculo y escribir tu propia historia de resiliencia y éxito.

Continuar leyendo

En el Sillón...

EL REGALO DE PERDONAR A PAPÁ: «No soy de aquí ni soy de allá…»

El padre de Facundo Cabral se fue de casa antes de que este naciera. Luego Sara, la madre de Cabral, fue echada junto a sus pequeños hijos, y Facundo no tuvo un techo donde nacer…

Publicado

el

En el Sillón… Siempre quise saber lo que había detrás de la famosa frase de Facundo Cabral «No soy de aquí ni soy de allá…». Cuando lo supe, amé esta historia que ahora les cuento y que tanto tiene qué ver con un sentimiento tan noble como el amor: El perdón.

El padre de Facundo Cabral se fue de casa antes de que este naciera. Luego Sara, la madre de Cabral, fue echada junto a sus pequeños hijos, y Facundo no tuvo un techo donde nacer.  De ahí lo de “No soy de aquí ni soy de allá”.
Cabral nació en una de las calles de La Plata, como presagio de lo que la vida le depararía: sinsabores, lucha y mucho aprendizaje. Como preparar al gran apóstol musical para un camino que ni su absurda muerte detendría.
Una noche, tras terminar un concierto, Facundo con 46 años encima, se llevó una gran sorpresa, en el pasillo lo esperaba su padre…
“Lo reconocí porque era igual a la foto que mi madre siempre había guardado, pero con el pelo cano. Lo reconocí en el acto porque siempre vi esa foto”, contaba Cabral. “Mi padre era muy apuesto. Todo lo contrario a mí, era muy elegante. Estaba allí y me quedé congelado”.

Este era el primer encuentro con su padre, ¿se imaginan la tormenta de emociones, pensamientos y nervios que azotaban dentro de aquel hombre que paseaba su música por el mundo pregonando la paz, el perdón y el amor? ¿Qué hacer?

Un día Cabral dijo sobre su padre: “Mi padre agotó el odio que había acumulado en mí, lo odié profundamente, había dejado sola a mi madre con siete hijos. Murieron cuatro de hambre y frío. Tres sobrevivimos de milagro”.
Y ahora estaba frente a él, con todo el derecho de decirle lo que su corazón guardaba. En ese momento, el recuerdo de las palabras de su madre retumbaron en su cabeza:
“Vos que caminas tanto, algún día te vas a encontrar con tu padre. ¡No cometas el error de juzgarlo! Recuerda el mandamiento: honrarás al padre y a la madre. Segundo, ese hombre que vas a tener enfrente es el hombre que más amó, más ama y más ha amado tu madre. Tercero, lo que corresponde es que le des un abrazo y las gracias porque por él estás gozando las maravillas de Dios en el mundo.”

El desenlace de este encuentro lo cuenta el mismo Facundo: “Por eso cuando vi a mi padre nos acercamos, nos abrazamos y fuimos grandes amigos hasta el final de sus días. Aquella vez me liberé, dije: ‘Mi Dios, qué maravilloso es vivir sin odio’. Me costó años perdonar y pude hacerlo en un segundo. Y me sentí tan bien”.

Continuar leyendo

En el Sillón...

«El hábito de sentirnos ofendidos»

Descubre la revelación que puede cambiar tu forma de percibir las ofensas

Publicado

el

En el sillón… «El hábito de sentirnos ofendidos»– Las personas se pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que alguien les hizo. La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida… ¡nadie te ofendió!. Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren.
Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes por qué sentirte ofendido.💡
Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron violadas. Tus ideas son las que te lastiman.
Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal o cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. ¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende ni daña a nadie. Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una, el hábito se desarma.☝️
El hábito de sentirte ofendido por lo que te hacen otros (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las “ofensas”.
Cuando nacemos, somos auténticos
Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la sociedad y televisión nos enseñan. Y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y de cómo deben actuar los demás.
Una de las mayores fuentes de ofensas es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que debe hacer y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble.
Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías.
Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. ¡Déjalos ser! nadie te pertenece.
Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.

1.Entiende que nadie te ofendió y transforma el hábito

Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas y Dios, las que te hieren. Estas ideas son producto de una máscara social, que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA va a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque ellos tienen las suyas.

2.Deja a las personas Ser

Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos si te los piden, pero permite que tomen sus decisiones. Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.

3.Nadie te pertenece.

Ni tus padres, ni amigos ni parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Vive y deja vivir.

4.Deja de pensar demasiado

Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes oscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.

5.La perfección no existe

Ni el padre, amigo, pareja perfectos. Es un concepto creado por la mente humana que a un nivel intelectual puedes comprender, pero en la realidad NO EXISTE. Porque es un concepto imaginario. Un bosque perfecto serían puros árboles, Sol, no bichos… ¿existe? No. Para un pez, el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿existe? No. Solo a un nivel intelectual. En la realidad- ¡jamás va a existir!.
Naturalmente, al pez solo le queda disfrutar de la realidad. Cualquier frustración de que el mar no es como quiere que sea no tiene sentido. Deja de resistirte a que las personas no son como quieres o no piensan como tú. Acepta a las personas como el pez acepta al mar y ámalas como son.

6. Disfruta de la vida

La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo. Me complacerá decírtelo por experiencia.

7.Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado

Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de por qué lo hizo. Y perdónala. Si un ser querido ya no está en este mundo, utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.

8. A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices

. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.

9.Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida saneR

Descárgate (no confundir con desquitarse) con alguien para dejar fluir el dolor. Vuelve a leer este artículo las veces necesarias y deja que los conceptos empiecen a sembrar semillas de consciencia en tu interior. Aprende con honestidad los errores que cometiste, prométete que no lo volverás a hacer y regresa a vivir la vida…
Continuar leyendo
Remates Alegre

Más Visitadas